Del amor a la amistad

Ariel y Paula se amaron apasionadamente viviendo un romance qué duro 2 años hasta que lentamente se fueron alejando luego de algunas discusiones y desencuentros.

Jeremías y Alejandra fueron dos amantes insaciables, parecía que nada podría alejarlos hasta que dejaron de verse; fue simple, uno dejo de responder las llamadas y el otro se ofendió.

Daniela y Roberto estaban a pocos días de su casamiento cuando Roberto le pidió postergar por un tiempo la boda, ella le respondió con un ¡¡¡Pensalo a mí me da igual!!! esa fría respuesta, fue el final.

En todos estos casos dejaron de ser pareja pero ¿podrían ser amigos?

¿Se puede ser amigo de alguien que uno amo?

Evidentemente sí se puede.

Dependerá de la madurez emocional de ambas personas, de valorar en el otro Ser Humano las cualidades positivas con las cuales nos quedamos para establecer de común acuerdo una nueva etapa en nuestra relación y no hablamos aquí del “amigo con derecho a roce” si no de quiénes pueden pasar a ser nuestros amigos de confianza.

Para que eso suceda el perdón jugó un papel importante en el corazón de ambas personas.

En cambio otras personas tendrán actitudes diferentes y sólo ante la presencia de una ex pareja lograran establecer buenas relaciones sociales sin alcanzar a considerarlos amigos.

Néstor Omar Salgado

Autor del libro “Amarnos Más” y “Un Nuevo Despertar”

side profile of a newlywed couple holding hands on a lawn
Image by © Royalty-Free/Corbis

*Amigos con Derechos

Enciclopedia: La amistad con derecho a roce es una relación de pareja que intenta combinar la vinculación afectiva, los comportamientos y actitudes típicos de una amistad, con la posibilidad de mantener relaciones íntimas